Blog

Actualización

Arte

Cultura

El Cannabis y la inspiración. Desde los escritos universales de grandes poetas, pasando por la música que retumba de los parlantes en grandes fiestas planetarias, hasta manifestaciones y revueltas populares, la existencia de la planta ha sido motivo de todo tipo de amores y desamores. Consignas, satanizaciones y pugnas parlamentarias. Ingresa a https://cannabisindustrial.co/, lee, consulta el blog y explora nuestro portafolio de productos y servicios. Somos industria colombiana con función social y académica. 

El Cannabis y la inspiración: un asunto de dimensiones 

Homegrown indoor pot plants and leaves

La planta más polémica de la historia de la humanidad y originaria de las cordilleras del Himalaya en Asia, se hizo famosa en la industria cultural por medio de la música Reggae y la figura icónica de Bob Marley. Cannabis Sativa no solamente se ha impreso en la memoria de la humanidad como símbolo sonoro de la reivindicación de luchas sociales en continentes como África y América Latina, sino en causas políticas como por ejemplo la del colectivo de mujeres “Mama Cultiva” en Argentina; que agrupa madres de niños con epilepsia refractaria, cáncer y otras patologías quienes no encuentran alivio con la farmacología convencional y que visualizan en el uso de Cannabis Medicinal, la solución al dolor infernal del que solo ellos pueden dar testimonio real. Este grupo de valientes madres busca hoy por hoy, la creación de una ley que les permita auto cultivar de manera libre y sin persecuciones judiciales. Alegan el derecho a elegir y a proteger la salud y el bienestar de sus hijos. Así que sin duda la inspiración por la planta legendaria, que los humanos han cultivado y usado desde tiempos prehistóricos como herramienta industrial, medicinal, mística y espiritual; trasciende los límites de la poesía de Porfirio Barba Jacob -quien en su poema “La balada de la loca alegría” dice: “mi vaso lleno, el vino de Anáhuac, mi esfuerzo vano – estéril mi pasión, soy un perdido – soy un marihuano-, a beber, a danzar al son de mi canción…”- para anclarse en una narrativa de activismo constante y dinámico de las sociedades modernas.

 Maravillosa inspiración, sublime momento de bocanadas y tertulia sagrada con las musas que abren las puertas de la creatividad desde el Olimpo griego hasta cada estela multicolor del universo psicodélico.

El símbolo de la cultura Hippie y el rock de los años 60`s, ha pasado de agitarse al roce del viento en los cultivos clandestinos, a ser protagonista en debates donde el versus entre la academia y la política, se transforma en un patrón de la actualidad mediática donde unos buscan que se deje de criminalizar y otros más osados, de traje y constitución en mano, promulgan sus efectos “demoniacos” desconociendo la investigación, las cifras y la influencia mortal del tabaquismo y el alcohol en el mundo.

 

La inspiración será eterna, y benditas sean las fuentes de donde provenga si se emplea sin violencia y con objetivos evolucionistas que favorezcan la vida, el arte y la prosperidad de los pueblos. Esa es la consigna. En la fusión del reggae con ritmos electrónicos, en las banderas que se agitan reclamando soberanía nacional, en las marchas que exigen libertad para su uso médico y el fin de la persecución. En la prosa de Charles Baudelaire donde en el poema Hachís relata la sensación y el placer que le produce la marihuana y el opio. Asistimos a tiempos de cambio, de luchas por la legalización, la despenalización y la industria rapaz e indiscriminada que nace del mercado tras esa misma democratización de doble filo. Incluso en Colombia soplan vientos de neo colonización donde la tierra fértil por la variedad de climas y los bajos costos de producción, la convierten en un paraíso de la inversión multinacional como ningún otro país en el mundo.  La presencia extranjera crece, asciende como un rascacielos en Dubai, las bolsas de valores se agitan por el boom del ‘oro verde’ y los campos se ofertan al mejor postor. Veremos si el desarrollo de esta nueva bonanza nacional que reemplazará al café, favorecerá e inspirará a nuestros campesinos, cultivadores y pequeños productores; a seguir construyendo sueños e imaginarios en torno a esta poderosa planta milenaria. 

Cáñamo: “La planta vital del planeta” 

EL CÁÑAMO LA PLANTA VITAL

El Cáñamo tiene potencial revolucionario, una historia de poderes asombrosos, tabúes y milagros que se remontan a 17 mil años en la antigua China donde sus habitantes lo usaron para fabricar diferentes textiles y materiales, incluyendo al papel. Un regalo magistral de Dios al mundo y amenaza latente para los intereses económicos de la industria biocombustible de origen vegetal que destruye los recursos naturales del planeta. El Cáñamo es uno de los cultivos agrícolas más antiguos y en el marco de la NeCo Hemp Expo 2019 que se llevará a cabo el 29 y 30 de marzo en Denver – Colorado (EE.UU.) donde se reúnen los empresarios más importantes del Cáñamo a nivel global, nos devolvemos en el tiempo para contar las bondades de esta variedad de la planta Cannabis Sativa L y su lucha titánica por vencer la satanización a nivel jurídico y mediático que la ha perseguido en una lucha voraz por desacreditarla; asociándola, -en un panorama de ignorancia y desinformación-, a los efectos sicoactivos que la llevaron incluso, a un largo periodo de prohibición.

 

El parentesco con la marihuana ha estigmatizado al Cáñamo a sufrir todo tipo de dificultades y restricciones a nivel mundial, pero el medio ambiente y la economía misma lo reclama y está de vuelta. El planeta y quienes conversan un lenguaje unificado con el mundo, conocen las posibilidades y el positivo impacto del cáñamo como recurso resistente y renovable. Su industria ayuda a reducir la contaminación del aire. Debido a que crece sin ayuda y es naturalmente resistente a las plagas, los cultivos florecen sin la necesidad de pesticidas, herbicidas y fertilizantes. El Cáñamo se puede usar como materia prima para madera y papel, lo que reduce la necesidad de talar árboles para conservar los bosques. Para uso de combustible vegetal, el Cáñamo sirve como alternativa más limpia que la energía del gas, el petróleo y el carbón. Esto podría reducir; e incluso eliminar, la dependencia de los combustibles fósiles. El Cáñamo sin duda merecería el galardón divino de ser un regalo del Mesías por sus múltiples maneras, casi mágicas, de proteger el medio ambiente. Puede absorber los metales tóxicos emitidos por las plantas nucleares en el suelo; como el cobre, el cadmio, el plomo y el mercurio. También; durante la fotosíntesis, elimina el dióxido de carbono de la atmósfera para formar carbohidratos y liberar oxígeno de regreso a la atmósfera como un subproducto, lo que genera un impacto significativo en el esfuerzo contra el cambio climático.

 Ahora, con el Boom del Cannabis Medicinal y la legalización de la Marihuana en distintas latitudes, el Cáñamo experimenta un renacimiento cuyo destello de luz debería atravesar los muros de las guaridas de los políticos y protagonizar debates candentes que reclamen el cambio y la posibilidad de mitigar con su cultivo a gran escala, el efecto voraz y destructor de la contaminación generada en buena parte, por el paso desalmado del hombre y las industrias sin conciencia ambiental. Pensar el Cáñamo desde una perspectiva empresarial responsable, con filosofía de conservación y prácticas agrícolas responsables, es el reto que enfrenta la sociedad en medio de tanta confusión generalizada donde el ruido solo proyecta el eco de la desinformación y un pronto olvido.

 

Chelsea Green Publishing, editorial líder en publicación de textos sobre agricultura, salud y vida sostenible, es una de las marcas que estará en la NeCo Hemp Expo 2019 y dimensionan al Cáñamo como la planta más vital del planeta.

 

 

Política mundial – Legislación 

 

El presidente turco Recep Tayyid Erdogan, devolvió a su gente la tradición milenaria de sembrar marihuana. Tras años de quemas y persecución a las plantaciones, el gobierno decidió retomar el cultivo del “oro verde” que  dejará 90 mil millones de euros en el 2030. En un discurso arrollador, avivó la retórica nacionalista en su gente y sin duda nos enfrentamos al resurgir de los turcos. Ingresa a https://cannabisindustrial.co/, lee, consulta el blog y búscanos. Somos profesionales en asesoría y consultoría para la formulación e implementación de proyectos de investigación sobre todo lo relacionado con la licencia de cultivo de cannabis

Ciencia – Medicina – Salud.  

El Cáñamo es uno de los cultivos agrícolas más antiguos del planeta y aunque su parentesco con la marihuana lo llevó a vivir la penumbra de la prohibición y la mala prensa; estigmatizando por años su verdadero poder en la tierra, hoy el planeta vive un resurgir del potencial revolucionario de esta planta vital la cuál consideran el regalo de Dios para el mundo. Ingresa a https://cannabisindustrial.co/, lee, consulta el blog y explora los contenidos. Somos expertos en servicios de asesoría y consultoría para la formulación e implementación de proyectos de investigación y licencias de fabricación para derivados de cannabis

RENACER DEL IMPERIO TURCO

“El verde resurgir” del imperio turco

 

Turquía se ha propuesto hacerle la competencia a Occidente. Europa, Canadá, China y Estados Unidos; esperan facturar 62 mil millones de euros con la producción de Cannabis en el 2025. Ante el rentable y prometedor panorama económico que proyectan las superpotencias tras la puesta en marcha de la producción de Cannabis, el presidente turco Recep Tayyid Erdogan, devolvió a su gente la tradición milenaria de sembrar marihuana. Tras años de quemas y persecución a las plantaciones, el gobierno decidió retomar el cultivo del “oro verde” que  dejará 90 mil millones de euros en el 2030 en medio de una crisis económica en la región causada por una elevada inflación en los productos alimentarios y con el sector agrícola en decadencia. El cultivo de esta planta, de larga tradición en Anatolia, había muerto prácticamente en las últimas décadas debido a las regulaciones antinarcóticos, y ahora tras la decisión de Erdogan, algunos sectores hablan de sus declaraciones como una gesta revolucionaria  e incluso un tema de “asunto nacional”. La intención, por ahora, es producir Cannabis con bajos niveles de THC (entre un 0,2 y un 0,3 %), lo que no permitiría su transformación en droga, y el cultivo se centrará principalmente en el uso industrial y de investigación, aunque algunos grupos ya abogan por el uso medicinal de la planta. El presidente señaló que “los enemigos que se disfrazan de amigos, despojaron a Turquía de la producción de Cannabis”.

Declaración efectuada en clara señal de reclamo a Washington.  Desde el 2016 es legal plantar Marihuana en 19 ciudades turcas con permiso del Gobierno, pero hasta hace unas semanas la producción de cannabis no se había planteado como una opción lucrativa para el país. En época del imperio Otomano existían grandes plantaciones de Cannabis en la región, que utilizaban la planta en la producción de diferentes enseres, incluyendo material naval. El rumbo y la legislación cambiaron tras el golpe de estado militar de 1971, que destituyó al presidente Süleyman Demirel, quien se negaba a reducir la producción de Cannabis a pesar de la presión de Estados Unidos en el momento. Según los medios locales, la situación fue devastadora. En 1961 Turquía generaba 5.000 toneladas de Cannabis al año. En el 2018, la producción no superó las siete toneladas. En época del imperio Otomano existían grandes plantaciones de Cannabis en la región, que utilizaban la planta en la producción de diferentes enseres, incluyendo material naval. El rumbo y la legislación cambiaron tras el golpe de estado militar de 1971, que destituyó al presidente Süleyman Demirel, quien se negaba a reducir la producción de la planta a pesar de la presión de Estados Unidos en el momento. Según medios locales, en 1961 Turquía generaba 5.000 toneladas de Cannabis al año. En el 2018, la producción no superó las siete toneladas.

Tras las recientes declaraciones de Erdogan, asistimos a un renacer de los turcos en términos económicos, políticos y culturales al permitir nuevamente el cultivo de tradición milenaria en esa región. Existen pruebas que sugieren que el Cannabis se ha cultivado en Turquía desde hace mil años A.C. Arqueólogos en largas travesías por el territorio han encontrado restos de fibras de cáñamo en las ruinas de la antigua ciudad de Gordión, cerca de la actual Ankara. Fue un tiempo sacramental donde el Hachís gozaba de gran popularidad y aceptación, y muchos salones y cafeterías permitían su consumo al interior de las instalaciones. Hasta que se insistió sobre la inclusión del Cannabis en la convención sobre estupefacientes y su cultivo prácticamente se murió tras la imposición de la regulación antinarcóticos promovida por Turquía y Egipto. Ahora la voz del presidente se transforman en un emotivo discurso que cambiará el rumbo de la sociedad turca al recuperar y estimular la producción de Cáñamo para uso industrial y Cannabis con fines de investigación. Palabras que no solo redescubren y devuelven el protagonismo a la planta ancestral, sino que avivan el nacionalismo y el discurso anti – imperialista en la sociedad turca. Desde aquella declaración, la prensa turca y los canales de televisión también hacen su parte y en una narrativa profunda e histórica, lanzan decenas de reportajes acerca de las propiedades terapéuticas e industriales en un claro resurgir milenario. Pero es tan intenso este proceso en la sociedad turca, que se avivan las voces de protesta contra los “enemigos de la patria”, a quienes acusan en una retórica nacionalista intensa, de acabar con el cultivo de una planta que en el pasado consideraron milagrosa. Recordemos que la fibra de Cáñamo fue usada durante siglos para fabricar velas y cuerdas de navegación, vestidos y papel y sería el presidente de EE. UU. Franklin D. Roosevelt quien firmó en 1937 la Marihuana Tax Act; una ley que prohibía toda producción, consumo o posesión de Cannabis.

Desde entonces, Washington se empeñó en que el resto de países siguiera su ejemplo. En el caso de Turquía, la presión arreció en los setenta, no sólo por el Cannabis, sino también por la adormidera, utilizada para fabricar heroína y de la que el país Euroasiático era uno de sus principales productores. Estados Unidos logró su objetivo y el cultivo de ambas plantas fue prohibido de forma intermitente o severamente restringido. Ahora la historia del Cannabis y el Cáñamo en Turquía se reinventa en tonalidades verdes.  

ACCESO EXCLUSIVO PARA MAYORES DE EDAD

Contenido para mayores de 18 años, el ingreso a la página Cannabis Industrial está reservada a mayores de edad. En Colombia la mayoría de edad se establece en 18 años, consulta tu legislación local al respecto y respétala. Cannabis Industrial no se responsabiliza del uso indebido o ilegal que se le puedan dar en cada país a los productos que comercializa. Nuestra tienda online cumple la legalidad Colombiana. Aviso legal general: consulta la legislación de tu país sobre las semillas y sobre los productos relacionados con el cultivo de cannabis.

Navega con responsabilidad